100_6400

"Una novela con toques de realismo mágico, una fascinante historia de vida que se desarrolla en escenarios sudamericanos y que sucede bajo el sortilegio de la flor azteca y su mundo oculto."

Anoche fui al lanzamiento del libro “Sucede en Palermo Viejo” de Enrique Guevara, un hombre que es muchas cosas, pero yo principalmente lo conozco como uno de los dueños del restaurante La Flor Azteca.

Fue el primer evento de este tipo al que he asistido, así que me pareció muy interesante. Captó mi atención que desde el inicio, los encargados del evento repetían mucho que los lanzamientos de libros suelen ser muy aburridos y que querían evitar que este lo fuera. En un principio pensé que de tanto decirlo, no lo iban a lograr y que igual iba a ser aburrido, pero debo admitir que me equivoqué.

El evento, más que un lanzamiento de libro fue todo un show, si bien empezó siguiendo los “formalismos” de una presentación, llevada a cabo por la anfitriona Claudia Martínez y acompañada por el artista Pipo Pescador, este último –debo confesar– no conocía en lo más mínimo hasta anoche.

Luego de esto, hubo una breve lectura de textos, muy singulares, como solo podremos encontrar en el libro y por supuesto, se continuó con una corta pero intensa charla con el autor sobre algunos “misterios” que se encuentran en el libro.

Al final de la charla, no faltaron las clásicas preguntas del público y respuestas del autor, seguidas del acto final: los “Tangos Insolentes” interpretados por Pipo Pescador. Debo decir que el público estallaba en risas y aplausos al final de todo esto, no solo por las canciones que mucho de doble sentido tenían, sino por el éxito del evento y –al menos yo percibí– el cariño que los invitados le tienen a Enrique Guevara.

Una vez terminado el lanzamiento en sí, hubo una mesa de bebidas y nachos con deliciosos dips mexicanos, resulta bastante obvio, pues estábamos en un restaurante mexicano.

Si bien todavía no leí el libro, tengo entendido que es una novela que algunos catalogarían como algo o quizá bastante autobiográfica y que si perteneciera a un género literario, este tendría que ser el realismo mágico. Elementos de realismo, fantasía, misterios, amores, desamores, tragedias y experiencias de vida es lo que sin dudas encontraremos en esta novela que les invito a conocer visitando el restaurante La Flor Azteca, en Thames 1472 (esquina Gorriti) –Palermo Viejo y preguntando por su autor, Enrique.

Anuncios